“Enseñarás a volar,

pero no volarán tu vuelo.

 

Enseñarás a soñar,

pero no soñarán tu sueño.

 

Enseñarás a vivir,

pero no vivirán tu vida.

 

Sin embargo…

en cada vuelo,

en cada vida,

en cada sueño,

perdurará siempre la huella

del camino enseñado.”

 

 

 

Todos somos maestros y alumnos. Pregúntate: ¿Qué vine a aprender aquí y

qué vine a enseñar?

 

Que tengáis un buen día y penséis mucho

Anuncios

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: